Se ha vuelto un fenómeno muy común, principalmente entre los millenials, realizar gastos innecesarios al no conocer la forma adecuada de manejar las finanzas personales

¿Te has preguntado por qué no logras ahorrar suficiente para ese viaje de ensueño que has planeado por tanto tiempo, o por qué te cuesta tanto trabajo guardar un porcentaje de tu quincena? Probablemente sea debido a una serie de gastos innecesarios que no has notado o que crees que no afectarán a tu economía por ser muy bajos, o porque surge el clásico “en la siguiente quincena lo repongo” y, siendo realistas, son muy pocas las veces que se repone el gasto posteriormente.

Este fenómeno ocurre debido a que los millenials actualmente se encuentran en una etapa donde, en su mayoría, ya cuentan con una estabilidad laboral (o comienzan a tenerla) que les da tranquilidad en el rubro económico; se sienten con la libertad de hacer ciertos gastos o darse ciertos lujos dado que ya perciben ingresos más altos que durante su juventud.

eBook Gratis

Solicitar una Tarjeta De Crédito es más sencillo de lo que te imaginas. Nosotros te decimos por dónde empezar.

¡Descarga aquí!

Es cierto que es justo compensar de alguna manera los esfuerzos que lleva el mundo laboral, pero existen ciertos gastos innecesarios que muchas personas de esta generación realizan y podrían ahorrar sin perder mucho.

Salidas sociales

Realizando una pequeña consulta, este fue un factor predominante que impide realizar los ahorros deseados, además que en muchos casos los gastos realizados generan arrepentimiento al día posterior de una fiesta/reunión/salida.

No queremos decir que es un error salir a divertirse, muchas veces el mundo laboral y académico amerita despejar la mente en buena compañía, el problema surge cuando se gasta de más en bebidas o botana, en ese punto se vuelven gastos innecesarios.

Te recomendamos al salir u organizar una reunión tener bien claro el presupuesto destinado a ese momento, llevar el dinero exacto que estés dispuesto a gastar para evitar tentaciones y utilizar las tarjetas de crédito solamente en casos de emergencia. Tu cartera te lo agradecerá.

Gastos “hormiga”

Este es tal vez uno de los gastos innecesarios más poderosos e que repercuten en los intentos de ahorro no sólo de los millenials, si no de la población en general gracias a lo fácil que es comprar algo de bajo costo, principalmente comestible. Normalmente se piensa que estos pequeños gastos no tendrán mayor repercusión en tus finanzas por ser mínimos.

Simplemente hay que hacer una pequeña suma de gastos de un día: café, botana, chicles, dulces, cada uno con un bajo costo a comparación de otros gastos, pero en su conjunto ya no continúa como un gasto bajo, y más cuando se realiza la suma de lo que se gasta en el día, la semana y el mes. Te darás cuenta de que ya no es una cantidad tan pequeña.

Nosotros te recomendamos no realizar este tipo de compras diariamente y tener una pequeña cantidad destinada para estos gastos.

Comer diariamente en la calle

Sabemos que debido al ritmo de vida tan rápido que llevamos debido al trabajo/escuela donde ya se ha normalizado el ser multitask, a veces es complicado realizar ciertas tareas fuera del mundo laboral o escolar. Una de estas labores es comprar y preparar los alimentos para el día.

Es un gran alivio solamente llegar a un lugar, comer, pagar y se acabó el asunto, ahorrando mucho tiempo que podrías emplear en otra cosa, sin embargo, haciendo cuentas el costo económico es muy alto.

Lo más recomendable es realizar las compras de las provisiones para la semana y hacer un pequeño espacio para preparar alimentos sencillos y ¿por qué no? saludables. Te aseguramos que ahorrarás hasta el 50% de lo que normalmente gastas.

Uso constante de servicios on demand

Servicios como Uber, Didi, Rappi, Postmates entre otros, se han vuelto muy populares entre la población millenial y la generación Z. Su popularidad se debe en parte a las buenas críticas y recomendaciones de estas plataformas, y por otro lado, a la comodidad que brindan a los usuarios para cubrir ciertas necesidades: conseguir rápidamente un transporte, pedir alimentos o productos a domicilio realizar envíos, etc.

Claro que son soluciones sencillas para ciertas situaciones, sin embargo, los costos extra por envíos o comisiones para la empresa, así como el uso excesivo de estos servicios son lo que daña los bolsillos de los usuarios.

Trata de hacer un uso moderado de estas plataformas, son una buena solución para diversas situaciones, pero recuerda, a veces es un gasto innecesario.

Renovación de teléfonos celulares

Los teléfonos móviles ya forman parte de nuestra vida diaria, gracias a ellos nos mantenemos en contacto con quienes conforman nuestro círculo social, mantenernos al día con las noticias, navegar por redes sociales, entre muchas otras cosas. Sin embargo, se ha vuelto tendencia el contar con el dispositivo más innovador y con las mejores características.

La industria telefónica se dedica completamente a sacar al mercado productos mejorados, lo cual implica que el teléfono celular que saquen al mercado, en un corto periodo de tiempo dejará de ser el artículo más novedoso.

Hoy en día, se ha vuelto un fenómeno social la adquisición de dispositivos móviles que hayan salido recientemente al mercado, dado que se tiene la creencia de que brinda cierto estatus social a quien lo posea, por ello, se ha normalizado el hacer un cambio de teléfono celular cada año (en promedio). Esto implica cubrir costos extras de planes de renovación, anualidades o bien el costo completo del dispositivo, lo cual resulta un gasto innecesario si el teléfono móvil se encuentra en buen estado.

Como recomendación, te proponemos renovar tu teléfono celular cuando deje de funcionar correctamente o haya sufrido algún percance que le impida desarrollar sus funciones de manera normal.

Compras durante las rebajas

Lo sabemos, es una gran tentación ver una gran variedad de artículos en oferta y en el momento surge el sentimiento de necesidad por adquirir alguno de ellos, pero en muchos casos, lo que sucede es que después de un tiempo surge el arrepentimiento dado que en realidad fue un gasto innecesario.

Por ello, lo mejor que se puede hacer en esos casos es reflexionar en el momento si es lo más prudente realizar esa compra, así, puedes llegar a ahorrar bastante y realizar un gasto cuando realmente sea necesario.

Existen más ejemplos de gastos innecesarios como estos, lo más recomendable siempre es tener una cuenta de ahorros, tener bien claro el presupuesto destinado a cada gasto, tanto para cubrir los servicios de casa, para comida, diversión y lo que será para ahorrar, así como administrar adecuadamente tus tarjetas de crédito. Gracias a esto, muy pronto tendrás bastantes ahorros que podrás destinar a lo que quieras, te dará una gran satisfacción y, sobre todo, se hará una costumbre el administrar correctamente tus finanzas.

¡Solicita tu Tarjeta de Crédito y obtén respuesta en línea!

Sin salir de tu casa y en pocos minutos podrás disfrutar de múltiples beneficios como descuentos, promociones y Preventas Exclusivas.

¡SOLICITAR AHORA!

Te podría interesar: “Ventajas y desventajas de aumentar el límite de tu tarjeta de crédito”.