Las cuentas bancarias no son solo para aquellos con una fortuna para esconderse en una cuenta, cualquiera puede abrir una. ¿Banco financiero? 5 razones para contar con uno.

Esencialmente, el único requisito para abrir una cuenta es una prueba de identidad. Algunos bancos aceptan otras formas de identidad para abrir una cuenta, como una tarjeta de registro de votante de un país diferente.

Si todavía no estás usando una cuenta bancaria para ayudar a administrar tus finanzas, existen algunas razones excelentes para dar este paso financiero:

  • Seguridad: Guardar tu dinero debajo del colchón puede ser tentador, pero en caso de robo o incendio no estás protegido. Es mucho más seguro mantener tu dinero en una cuenta de un banco financiero. Incluso si tu banco es robado, tu cuenta bancaria está asegurada, por lo que no perderás tu dinero.
  • Simplicidad: Los pagos en efectivo pueden funcionar para ti en algunos casos, pero ciertamente no es apropiado en todos ellos. La mayoría de las cuentas bancarias estándar ofrecen el uso de una tarjeta de débito o cheque junto con la apertura de una nueva cuenta. Al usar un talonario de cheques o tarjeta de débito, puedes realizar una variedad de pagos y compras sin tener que cargar mucho dinero en tu billetera.

Tener una cuenta bancaria puede ser una gran herramienta para administrar tus finanzas personales. Los estados de cuenta pueden ayudarte a determinar cómo y dónde estás gastando tu dinero y ponerlo en camino para un plan de ahorro razonable.

Además, las cuentas de ahorro personal a menudo pagan intereses, lo que básicamente te genera dinero gratis. El interés pagado significa que tu dinero está trabajando más duro para ti.

Para abrir una cuenta bancaria estándar, visita algunas instituciones en tu zona y compara las tarifas, las tasas de interés y otros beneficios antes de decidir qué banco es el adecuado para ti. Asegúrate de comparar un banco nacional, una institución regional y una cooperativa de crédito, si eres elegible para convertirte en miembro.

¿Qué tan bien anda tu historial crediticio?

Descarga nuestra “Guía para tener Buena Calificación en el Buró de Crédito” y sigue los consejos que te damos para conseguir un buen score y dejar de realizar malas prácticas.

Descargar gratis

A continuación te adicionamos 5 razones para contar con un Banco Financiero como respaldo de tu dinero:

  1. Simplifica el pago de facturas con una cuenta

Uno de los grandes beneficios de una cuenta bancaria es que las personas  que fusionan sus finanzas con el banco no tienen ninguna confusión sobre cuándo pagar, ya que lo pueden programar. Es más fácil hacer un seguimiento de su flujo de efectivo cuando ingresa y sale dinero de una sola cuenta.

A medida que la tecnología avanza, crecen las ventajas de tener una cuenta bancaria. Una tarjeta de débito es una alternativa rápida y fácil a los cheques escritos a mano. Con la banca en línea, puedes administrar tu dinero manteniendo un control en tiempo real de tus fondos en comparación con un extracto bancario mensual.

Cada vez más personas usan el pago de facturas en línea de tu banco para pagar a cualquier persona, desde Tarjetas de Crédito y compañías de servicios públicos hasta tu iglesia local. Una herramienta de pago automático de facturas envía pagos semanales o mensuales para que nunca tengas que preocuparte por olvidar. Sin embargo, algunas personas recomiendan usar esta herramienta solo para pagos que permanecen consistentemente en la misma cantidad, como pagos de préstamos hipotecarios o de automóvil, no facturas de Tarjetas de Crédito.

  1. Soluciona una crisis con una cuenta conjunta

Si tienes una cuenta conjunta con tu pareja por ejemplo, hay pasos que puedes seguir para asegurarte de que haya suficiente dinero en la cuenta para cubrir las facturas. Tu banco podría permitirte configurar cuentas separadas para ahorros de objetivos específicos o para gastar. 

Un banco financiero al que pertenezca tu cuenta también te permitirá configurar alertas para recibir notificaciones por mensaje de texto o correo electrónico si el saldo de tu cuenta conjunta cae por debajo de cierta cantidad, lo que puede ser útil si ambos cónyuges realizan compras en ubicaciones separadas.

Se ha descubierto que las parejas con cuentas bancarias conjuntas tienden a capear las crisis mejor que aquellas que tienen cuentas separadas. Por ejemplo, si uno de ustedes pierde su trabajo, no tendrá que luchar para fusionar las finanzas durante un periodo ya estresante.

     3. Realiza transferencias de forma segura

La mayoría acepta que no es seguro enviar dinero en efectivo por correo. No solo puede perderse o ser robado, sino que el destinatario puede guardar el dinero en efectivo y luego reclamar que nunca lo recibió.

En su lugar, puede realizar transferencias con sus cuentas en línea.

     4. Beneficiarse de los respaldos que tienen los Bancos.

La mayoría de los bancos ofrecen cuentas personales gratuitas o de bajo costo. En el sitio web del banco, busca una cuenta con la etiqueta “estudiante”, “comprobación del presupuesto” o algo similar. Esto te ayudará a tener una certeza del dinero que ingresa.

     5. Control del presupuesto y gastos

La verificación del presupuesto puede limitar tus transacciones mensuales, pero debe darte la oportunidad a una cuenta de cheques básica, acceso al cajero automático, un talonario de cheques y tarjeta de débito, y (a menudo) depósito directo. La mayoría de los bancos en especial un banco financiero en estos días también ofrecen acceso a asesorías para tu estabilidad.

¿Sabes qué es lo mejor de tu Tarjeta de Crédito?

Aprovechar beneficios como pagar a meses sin intereses, puntos por cada compra, descuentos y promociones en diversos comercios, preventas exclusivas de eventos y mucho más.

Tramitar ahora

Conclusión

Pedir dinero prestado es más difícil, pero no imposible, sin una cuenta bancaria. Algunos prestamistas ofrecerán pequeños préstamos a quienes no tienen cuentas bancarias. Mantente preparado para pagar tasas de interés y tarifas más altas. Para obtener la conveniencia de una Tarjeta de Crédito, puedes comprar una tarjeta de débito prepaga, que no requiere cuenta bancaria y así comenzar a tener respaldo de un Banco Financiero.

¿Al banco o al colchón? Esta no tiene que ser la pregunta. Si te instruyes tendrás en cuenta que no es una situación de todo o nada. Puedes optar por mantener solo algunos de tus fondos en una cuenta bancaria. Mientras tanto, puedes guardar el resto debajo de tu colchón o hacer lo que muchos asesores financieros recomiendan: invertir en cosas como bonos o acciones, si te educas financieramente encontrarás más certezas que incertidumbres.